Asegura tu coche:

Los 100 primeros recibirán 20€ de descuento adicional en la contratación de su próximo seguro


Volver a empezar

El actual auge de ventas de coches, ha generado un boom en la contratación del seguro de coche. Para ser más exactos, un aumento del 29% de los seguros de coche a todo riesgo en estos últimos años. 

La actual progresión del mercado ha sido favorable para la contratación de los seguros a todo riesgo. Es en 2015, que la contratación de este tipo de seguros aumentó un 14,1% y, en 2016, situándose en un 18,2%. A diferencia, los seguros a terceros han sufrido un descenso a nivel de contrataciones, que se refleja en un retroceso del 3%.

Pero, ¿qué coberturas ofrece un seguro de coche a todo riesgo?

El seguro a todo riesgo ofrece mayores ventajas respecto que el seguro a terceros. Además de cubrir los daños a terceros, entre sus coberturas también incluye los daños propios y los de defensa jurídica. En este caso, al tratarse de unas coberturas más amplias, hacen que el precio sea más elevado.

Cada compañía ofrece sus coberturas, pero hay un conjunto que suelen ser comunes en todas las pólizas del seguro a todo riesgo. A continuación, os dejamos con un listado de las principales:

  • La Responsabilidad Civil es la cobertura básica y que todo coche debe tener contratada como mínimo. A la vez, la Responsabilidad voluntaria se cataloga como complementaria. ¿Cuál es el uso que ejerce esta cobertura? Cuando las indemnizaciones son superiores a los límites establecidos por ley para la Responsabilidad Civil.
  • Los daños propios hacen referencia a los daños materiales provocadas por un tercero o por nosotros mismos a nuestro vehículo.
  • La asistencia de viaje ofrece los medios necesarios para que en caso de accidente, tanto nosotros como el resto de viajeros sean atendidos.

Estas no son las únicas, el seguro a todo riesgo también incluye desde la defensa jurídica del conductor. Hasta las coberturas por robo, rotura de lunas o por la explosión o incendio del vehículo.

En definitiva, aunque el precio del seguro a todo riesgo sea más elevado, muchas veces no sólo nos tenemos que guiar por el factor precio, sino en las coberturas que ofrece.